Tarta de Chocolate y Naranja

  • Tarta de Chocolate

  • Tarta de Chocolate
    y Naranja

  • Tarta de Chocolate
    y Nata

  • Tarta de Chocolate
    y Queso

  • Tarta de Chocolate
    Fácil


  • "Tarta de Chocolate y Naranja"

    Receta de Tarta de Chocolate y Naranja





    Ahora os ofrecemos esta interesante receta con la que preparar una rica tarta de chocolate y naranja, una tarta con mucho sabor gracias al contraste del chocolate y la naranja. En casa nos encanta prepararla, esperamos que os guste también.

    Ingredientes para la base:

    - 250 gramos de azúcar
    - 250 gramos de harina de repostería
    - 130 ml de aceite de oliva suave
    - Huevos, 4 grandes
    - Naranja
    - Yogur, uno blanco
    - Levadura, un sobre

    Ingredientes para la cobertura:

    - 300 gramos de leche condensada
    - 80 gramos de mantequilla sin sal
    - 300 gramos de chocolate negro
    - Mermelada de naranja amarga


    Preparación:

    La preparación de esta tarta de chocolate y naranja es muy similar a la de cualquier tarta, aunque la cobertura se prepara usando más ingredientes, ya que es una cobertura más elaborada que otras más sencillas, pero es lo que le aporta el contraste de sabor tan rico a la misma. Vamos a detallaros la receta a continuación.

    Os recomendamos hacer un par de pasos previos antes de comenzar a preparar la receta. El primero es dejar preparado el molde, engrasándolo con mantequilla o margarina, tanto la base como las paredes y espolvoreando por encima harina, a menos que vayas a emplear un molde siliconado, en cuyo caso no necesita esto, ya que en este tipo de moldes no se pega la masa al hornearla. Lo segundo es precalentar el horno a 180ºC, activando el calor por abajo y por arriba.

    Y ahora vamos a comenzar haciendo la base de la tarta. Usaremos una batidora con varillas, para que sea más fácil mezclar los ingredientes, y que la mezcla sea más homogénea. En el vaso de la batidora echaremos los huevos un poco batidos, el azúcar, el aceite, el yogur y el zumo de la naranja, y mezclamos hasta que se integren todo. Después agregaremos la harina tamizada y la levadura, pero lo haremos poco a poco y sin dejar de batir, para evitar que se formen grumos, y seguiremos batiendo hasta que se forme una mezcla homogénea.

    Por otro lado mezclamos en un bol amplio la harina tamizada previamente, la levadura, el cacao en polvo y la canela, y cuando esté todo bien mezclado, agregamos a la mezcla anterior. Lo hacemos poco a poco y sin dejar de remover, para que no queden grumos y los ingredientes secos estén bien integrados. Vertemos esa mezcla en el molde y horneamos a 180ºC la horneamos durante unos 35-40 minutos.

    Mientras horneamos la base de nuestra tarta, aprovechamos para a preparar la cobertura de la tarta de chocolate y naranja. Para ello fundimos el chocolate junto a la mantequilla, y cuando estén derretidos agregaremos la leche condensada y dejamos reposar para que se cuaje todo un poco.

    Una vez la base esté hecha, comprueba siempre antes de sacarla que por dentro no ha quedado poco hecha, la sacamos del horno, dejamos templar unos minutos y desmoldamos, dejando después que enfríe sobre una rejilla. Una vez esté fría, la partimos por la mitad horizontalmente, le untamos la mermelada de naranja y volvemos a colocar la otra mitad por encima.

    Con la tarta ya montada, vamos a untar por todos lados, tanto por encima como por los lados, la crema que hicimos para la cobertura, repartiendo bien por todos lados e intentando que quede bien presentada.

    Tenemos que mezclar, de nuevo con la ayuda de una batidora con varillas, la mantequilla, el azúcar y el cacao, batiendo bien hasta con seguir una crema suave y homogénea que usaremos más adelante. No la guardéis en la nevera porque enseguida se vuelve muy compacta y costará usarla como cobertura.





    Antes de sacar la base del horno, asegúrate que el interior está bien hecho, pinchando con un cuchillo o pincho, el cual debe salir limpio, lo que indicará que ya podemos sacarlo del horno. Si no fuera así y sale manchado, dejad hornear algunos minutos más. Una vez fuera del horno, dejad que enfriar un poco y después desmoldar la base, dejándola después sobre una rejilla para que se enfríe del todo.

    Cuando el bizcocho esté más bien frío, podemos emplear la cobertura. Podéis partir el bizcocho en dos y untar una capa por la mitad, y después volver a colocar la otra mitad por encima y adornar la parte superior y los bordes. Hacedlo bien para que quede cubierto por completo. Una vez esté la cobertura lista, dejad que enfríe del todo la tarta antes de servirla. Podéis meterla en la nevera un par de horas para que se cuaje bien. Esperamos que os guste esta receta.